shanghai_panorama

Alimentación oriental


Publicado el 12 de Diciembre, 2008, 14:55

Actualmente se está celebrando en Shantou las X jornadas gastronómicas. El ambiente que se respira es bastante parecido al de las fiestas de cualquier pueblo o ciudad pequeña, con multitud de puestos, música y tipos hablando por megafonía. Lo único que faltaban eran las atracciones de feria. Paseando por las instalaciones vi estos curiosos pinchitos:

Currently the X gastronomic convention is taking place in Shantou. It reminded me heavily to the town festivities that normally take place in many cities from Spain, full of food stands, music and guys talking through loudspeakers. All that was missing was a roller coaster. Having a walk through this event I saw this funny snack:



 
























Pincho de mini huevos fritos.

Mini fried egg snack.


























Estos moldes eran utilizados para darles una forma regular.

This molds were used for giving them a regular shape.

Publicado el 18 de Julio, 2008, 20:45

Ya llevo casi nueve meses en China, y tras todo este tiempo es inevitable el hacerse habitual de algún restaurante al que se le sienta especial predilección. Existen multitud de restaurantes que ofrecen una supuesta comida occidental, pero la verdad es que a mi personalmente no me llaman en exceso. A veces me pregunto la comida de que país han tomado como referencia para hacer ese tipo de restaurantes, ya que por ejemplo en la cadena "turbo" todo te lo sirven sobre plancha ardiendo. Los huevos te los hacen sobre la temperatura de la plancha (crudos) y cuando llegan siempre están a medio hacer. La pasta que ponen de acompañamiento también suele estar medio hecha, pero nunca en su punto.
Sin embargo la cadena fruity mix no tiene nada que ver con todo lo mencionado con anterioridad. Su comida podría ser definida como fusión entre oriente y occidente, y con una cosa en común: la presencia en todos sus platos de fruta. Los platos son dignos de un restaurante de diseño, con apariencia atractiva y sabrosas mezclas y contrastes.
Basta decir que en el es el único sitio en el que podido comer carne a la pimienta como Dios manda, y con una ternura de carne inigualable.
Tambien ojo a sus batidos y postres, que son para mi los mejores de China (al menos de la China que tengo conocida).
Una visita obligada si visitais China, ya que es una cadena bastante grande y podreís encontrarlo con facilidad en las principales ciudades.
Para más información aquí os dejo este link: 
http://www.fruity-mix.com/

I have been nine months so far in China, and after all this time is normal to have a restaurant that catches you in a special way. In China you can find thousands of restaurants that try to imitate or at least adapt the western food, but normally this kind of restaurants don´t really catch my attention. Sometimes I wonder in what country they tried to get their inspiration, because for example in the restaurants named "turbo" everything is served over a hot pan. They make the eggs over the pan and most of the time they are completely rare. Pasta is also not well cooked and the final experience is never completely satisfactory.
Luckily Fruity Mix is a completely different concept. Their food could be considered a fusion between eastern and western food, with one point in common in every dish: the presence of fruit. Their dishes would deserve a glamour design restaurant, thanks to its unmatchable look and even better taste.
Their smoothies and desserts are also worth having a try, they are the best of the China I know so far.
The visit is a complete must if you visit China, since its a big restaurant franchise that can easily be found in the biggest cities and is possible you find it in any of the cities you visit.
For further information here is their website: 
http://www.fruity-mix.com/


























Interior del restaurante en Shantou. Yo soy asiduo (hasta tengo targeta VIP)

Inside the restaurant of the Shantou branch. I go there very often (I even have a VIP card)


































Esta la señora Li, propietaria de la franquicia que está junto a mi casa. Es una persona super amable y atenta, y ademas se agradece que hable inglés.

This is Mrs. Li, owner of the restaurant right next to my home. She is a very kind and polite person, and also speaks very good english.


























Dos de las jovencisimas camareras. ¿Os habeis fijado en el pañuelo que llevan? Es bastante común que las camareras en China los lleven. En España la verdad es que esa costumbre yo no la he visto.

Two waitresses. Have you noticed the cloth they wear? Its very common to see watresses wear them in China. In Spain I have never seen that before.

Publicado el 18 de Enero, 2008, 15:10

No, amigos. No todo lo español lo echareis de menos en China. Existen agradables sorpresas como la recién llegada Mahou, las galletas del príncipe o hasta el cola cao. E incluso el ejemplo que nos atañe hoy: la San Miguel. Conocida como Sheng Li, esta cerveza ha sido bebida en China desde antes que los españoles. ¿Qué como es posible? Pues por qué originalmente la Sanmi comenzó sus andanzas por Filipinas, y la San Miguel que se vende en China es precisamente de ahí, de Filipinas.
San Miguel fue fundada en en 1890, cuando aún era colonia española. Dicha cerveza llegó a China sobre la primera guerra mundial, periodo durante el cual Filipinas ya estaba independizada y durante el cual la cerveza aún no había llegado oficialmente a la península ibérica.
La San Miguel española llegó en los años 50, fecha en la que la empresa matriz fue llevada a España.

Información obtenida en:
http://chinochano.zoomblog.com/tb/4249.195021.4902877

Como regalito os dejo un anuncio Hong Konés de la afamada cerveza.


Publicado el 24 de Diciembre, 2007, 20:01

Existen numerosos restaurantes de gran calidad de los cuales puedo opinar, dado que he Raquel y yo los hemos visitado, y a partir de ahora me gustaría hacer referencia a ellos, ya que puede ser útil a gente que busca información de China por que van a ir de vacaciones. Por tanto quisiera aportar información útil para vuestros futuros viajes a la China milenaria.

Mi primera entrada en este sentido va dirigido a Dashidai, o como lo han llamado en occidental: megabite. Dashidai es un restaurante peculiar, dado el concepto en si del propio restaurante y su distribución. Consta de una enorme sala, donde en el medio se albergan las mesas y las sillas para que se sienten los clientes, y alrededor se encuentran diferentes cocinas abiertas que se dedica cada una a ofrecer comida de lo más variopinta. El sistema es sencillo, compras por cinco yuanes (unos cincuenta céntimos) una tarjeta en la cual te ingresan un saldo que tú previamente has pagado en la caja de la entrada. Una vez has elegido qué es lo que deseas comer, haces entrega de la tarjeta y te deducen de tu saldo el importe. La tarjeta es recargable, y los precios por utilizar este servicio son casi irrisorios. No es un sitio glamouroso, ni que vaya a entrar en la guía CAMPSA, pero desde luego posee una calidad y precio sin competencia. La oferta puede oscilar entre unos 200 platos entre todos los restaurantes (en los que no solo hay comida asiatica), y los precios son muy económicos. Por ejemplo, un enorme bol de ramen (sopa de fideos) con multitud de ingredientes vale aproximadamente entre 15 y 20 yuanes (entre un euro y medio y dos). En la sección japonesa podías comer un plato de maki por apenas 15 yuanes. Una recomendación, si alguna vez vais es aconsejable ir con vuestra propia bebida, ya que en el establecimiento es algo más caro de comprarla que en las tiendas. Por ejemplo, una coca cola aquí vale 6 yuanes (sesenta centimos). Puede que penséis que es muy barata, pero es que en las tiendas vale 3 (es decir, te clavan el doble).

Si os interesa, el restaurante se halla en la sexta planta del centro comercial Raffles city, en Shanghai. En el cruce entre la Fuzhou road y Xizang road, en el distrito del Bund.



























Esto es lo que comimos. Un enorme wok de carne, verdura y marisco; todo esto por solo 38 yuanes, solo tres euros con ochenta.  



























Aspecto de la tarjeta pre-pago. Así al menos veis como son los caracteres escritos, y os sirve de guía.



























Aspecto de uno de los restaurantes de los laterales. La comida de muestra es una replica de plástico, al uso y semejanza de lo utilizado en Japón.



























Unas generosas raciones de maki (un tipo de sushi) por apenas euro y medio. Comparad con lo caros que son los restaurantes japonese en España.




























Empanadillas y bollos chinos al vapor. Todo recién hecho y por apenas dos euros la bandeja.




























Un extraño postre que no me atreví a probar. Solo sé que tenía algo de helado… y una especie de judías.




























También podías elegir brochetas y pinchos y te los hacían delante de ti.




























Las dependientas os desean ¡Feliz navidad! (Si eres poco observador fijaos en la humillación de los cuernos de reno)

Publicado el 15 de Noviembre, 2007, 22:31

Estrenamos la sección culinaria con el primer choque alimenticio que nos encontramos por estos lares. Siempre que venimos a Shanghai nos estamos quedando en el mismo hotel, el hotel Li jing, y siempre nos están atizando el mismo desayuno lamentable. El hotel es de calidad aceptable (un tres estrellas), pero el desayuno no nos convence. Quizá el problema es nuestro y que no tenemos el paladar acostumbrado a tales manjares... pero en cualquier caso yo os aviso de lo que os podéis llegar a encontrar.






























1- Cemento porland, digoooo, un delicioso arroz con agua, así de simple y así de intragable.
2- baozi (huevos de dragón). Son bollos de harina de arroz rellenos generalmente de carne o verduras. Están buenisimos y a mi gusto es lo mejor de todo el desayuno.
3- La venganza oriental a los occidentales bebe leche. La formula de este brevaje debe ser algo así como un cuarto de leche desnatada del Dia% (autoservicio descuento) y tres cuartos de agua caliente. Toda una aberración insípida.
4- Un plátano. Son los tipicos de toda la vida. Que te guste ya depende de que te gusten los platanos o no, no de que estos estén malos particularmente.
5- Un par de porras. Si, si, porras de las de mojar en chocolate de toda la vida. Lo único que los muy malditos siempre te las dan frías (siempre existe un pero)
6- Huevo duro. Están saladisimos por que los cuecen en soja en vez de agua, pero están aceptables. Estos al menos no tienen embrión de pollo dentro, como a veces gustan de comer (repugnante).
7- Pepinillos. Pepinillos en vinagre cortaditos. No es lo que yo me esperaría para desayunar. Pero dado que la mitad de las cosas no me las como, a veces transijo y no les hago asco.