shanghai_panorama

Publicado el 17 de Enero, 2008, 23:25

La afirmación del titular es rotunda, pero es una verdad como un templo. Es sorprendente ver como la hora de la siesta se respeta hasta puntos insospechados. En mi trabajo, por ejemplo, después de la comida se ponen cómodos delante del teclado y duermen al menos media hora de siesta. Es una practica muy extendida y aceptada, y la verdad es que a mi no me parece mal echar un sueñecito después de comer, pero... ¿ y que ocurre  con la gente de otros puestos de trabajo, que no tengan una mesa sobre la que descansar?
Aquí la respuesta en imágenes:
























Un conductor de triciclo de reparto descansando de tanto pedaleo. Yo he llegado a ver a un ciclista de bici normal en una posición imposible para poder usar el sillín de almohada.

























El servicio de parques y jardines. Si alguna vez os quejáis de vuestro trabajo imaginaos este, durmiendo en el suelo, a la intemperie y en invierno... me da frió solo pensarlo.

























Este hombre es cierto que no está trabajando, pero ilustra bien lo de que duermen en cualquier parte. Esta foto está tomada de una discoteca de Guang Zhou. Una que tiene la música especialmente alta, tanto que parece que te late el corazón doble, una natural y otra de reverberación. De esas que cada "THUNDA,THUNDA!!" hacen que notes cada guisante en el estomago de la paella de la abuela. Pues si... hasta ahí se duermen. (aunque este tiene trampa por la moña que tenía que tener).

























Perdonad que esta esté borrosa, pero es qué nos temblaba el pulso de nervios por si las victimas se despertaban. Con la excusa de que Raquel me sacaba una foto retratamos a los dos sujetos del fondo. Esta foto es de la recepción de nuestro hotel en Shanghai, al fondo dos policías durmiendo después de la hora del desayuno. Parecerá un chiste, pero esa recepción parecía una comisaria, llena de policías que solo iban a dormir a los sofás.